arjeBlog

Bienvenido

PARA CONDUCIR, LAS DOS MANOS AL VOLANTE

Correo electrónico Imprimir PDF

PARA CONDUCIR, LAS DOS MANOS AL VOLANTE

 

 

Con mucha frecuencia observamos, que muchos conductores, amigos o conocidos, conducen con una mano al volate y la otra en la palanca de cambios y otros con el codo apoyado en la ventanilla, el resultado es que la mayor parte del tiempo conducen con una sola mano. Suelen ser conductores experimentados o con varios manejando el vehículo. Estos conductores normalmente no han tenido ningún accidente y si lo han tenido, o no ha sido grave, o ellos no han sido responsables del mismo.

 

En las estadísticas de los accidentes de tráfico, cuando se realiza la investigación, en bastantes casos, aparece como causa de los mismos las distracciones del conductor y como un factor importante su relación con el exceso de confianza.

 

En las Autoescuelas se enseña, en las clases teórica y práctica la posición correcta  de las manos para manejar el volante de la forma adecuada. “posición adecuada de las manos es la equivalente a las tres menos cuarto o dos menos diez, por la parte exterior del mismo y nunca por el interior, sin cruzar las manos al girarlo. Se puede soltar una de ellas el tiempo imprescindible para manejar otros mandos del vehículo, por ejemplo la palanca de cambios.”

 

Estas recomendaciones tienen un sentido fundamental en la conducción, ante un imprevisto llevar las dos manos al volante puede evitar un accidente, no olvidemos que a. a 120 Km/h., se recorren  33m., en un segundo y que nuestro tiempo de reacción en circunstancias normales, se encuentra entre el medio y un segundo. En estas condiciones, es muy difícil resolver un imprevisto: animal en la vía, vehículo parado, desprendimientos, obstáculos en la calzada… Podemos afirmar que en este contexto el accidente es prácticamente inevitable. Ahora bien, si circulamos con atención vemos el peligro a distancia y tenemos la posición adecuada al volante podremos evitar el accidente o paliar sus efectos mas graves.

 

 

P. J – pfv

 

 
Página 5 de 5

Iniciar sesión